Apagón cultural

Apagón cultural. Esta es la decisión tomada por muchos artistas o personas que trabajamos en el ámbito de la cultura para los días 10 y 11 de abril, ayer y hoy. La entiendo, pero no la comparto.

Escribo esto con todo el respeto por los compañeros y amigos que sí han decidido sumarse a la iniciativa del apagón cultural, entiendo que la gran mayoría de las personas relacionadas con el sector se encuentra en una situción muy complicada laboralmente (y, en consecuencia, económicamente) y con un futuro no muy halagüeño. Y las declaraciones del Ministro no ayudan a sentirse mejor ni a tener un mínimo de esperanza. Por eso respeto muchísimo la decisión de cada uno y simplemente expongo mi opinión personal.

El apagón cultural no afecta precisamente al Ministro, el apagón cultural afecta a todas las personas que están cumpliendo el confinamiento en su casa, que llevan/llevamos un mes encerradas cumpliendo estrictamente con las normas, a los transportistas que recorren kilómetros con sus camiones para que no estemos desabastecidos, al personal sanitario que llega exhausto a sus casas, etc. Sin duda que las declaraciones del Ministro han sido, cuanto menos, inoportunas, pero el apagón me parece inoportuno también.

Siempre he defendido que no debemos dar gratis nuestro trabajo, que los artistas también tenemos que comer y pagar facturas, pero me he sentido muy orgullosa cuando he visto a amigos músicos estos días compartir su arte en redes sin pedir nada a cambio, ese es su granito de arena, nuestro granito de arena, para soportar mejor este horror. Es lo que ahora podemos dar. Y la gente lo agradece.

Las condiciones profesionales de los artistas no son las mejores, está claro, pero las de las demás profesiones, muchas de las que nos están salvando la vida en estos momentos, tampoco, y nadie ha planteado una huelga ni un apagón. Muchos médicos, enfermeros, auxiliares y celadores están trabajando totalmente expuestos, como bien sabemos, doblando turnos, con contratos precarios, con la incertidumbre laboral de qué ocurrirá después, arriesgando su vida; no he oído decir a ningún ministro que mejorarán sus condiciones laborales ni que les garantizarán mantener sus empleos, si ni siquiera les dan protección ante el virus…, ¿y alguno se ha declarado en huelga? Los transportistas comentaban hace días que no tenían donde parar a comer o descansar porque estaba todo cerrado, ¿alguno se ha declarado en huelga? Cajeras, cocineros, limpiadoras, taxistas, conductores, mensajeros y muchos más estoy segura de que no tienen unas condiciones laborales excelentes ni un futuro prometedor, ¿y si se declararan en huelga ahora? Defiendo y defenderé la Cultura siempre, pero creo que en estos momentos un apagón no es lo adecuado ni lo correcto, ni mucho menos la solución para ponernos en valor, más bien deja a la luz un sentido individualista del gremio en vez de la unión y solidaridad que estábamos demostrando y que tantas veces hemos demostrado. Pero insisto, es solo mi opinión, absolutamente personal y con todo el respeto a las circunstancias y decisiones de cada uno.

Considero que el Gobierno no está siendo muy acertado en muchos aspectos, pero no por eso voy a dejar de aportar lo que yo pueda en estos días. Veremos cómo salimos de esta y cómo los artistas y muchos otros profesionales pueden remontar la terrible cuesta que estamos divisando, sin ingresos y con muchos gastos que afrontar. Espero que las Administraciones lo hagan bien para que todos podamos salir adelante, que no olviden al sector cultural y a ningún otro, y que a ninguno se nos quiten las ganas de hacer lo que podamos por nosotros mismos y por los demás.

María

Para recibir las entradas en tu correo electrónico o por whtaspp pincha aquí.

Si te ha gustado la entrada puedes compartirla en:

2 opiniones en “Apagón cultural”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *