Música en vena

Ayer tuve la suerte y el privilegio de actuar junto a los alumnos del centro donde trabajo, el Conservatorio Profesional de Danza “Carmen Amaya”, en el Hospital 12 de Octubre. Esto fue posible gracias a Música en Vena, una asociación sin ánimo de lucro dedicada a mejorar la estancias hospitalarias a través de la música en directo y, en este caso, también a través de la danza.

Conocí a Virginia y a Juan, fundadores de Música en Vena, hace unos años, cuando su proyecto prácticamente acababa de empezar. No pude facilitarles el apoyo institucional que me hubiera gustado darles, sin embargo tuve la oportunidad de poder colaborar ofreciéndoles la actuación de Alejandro Vega, la mejor voz de Andalucía, acompañado por el pianista Fidel Cordero. Fue una actuación increíble para todos en el hospital Clínico, pude comprobar de cerca la magnífica labor que Música en Vena lleva a cabo ofreciendo a los pacientes y a todo el personal sanitario una medicina que la única química que contiene es la emoción. Una experiencia indescriptible para los enfermos, pero también para los músicos que podemos participar.

Ayer, unos cuantos años después, me emocioné de nuevo. Recordé aquellas estancias en el hospital de día en las que me dedicaba a hacer figuras de globoflexia y juegos de magia cuando se acercaba la Navidad, observé esas caras cansadas de tanto tratamiento que se transforman en luz cuando reciben un gesto agradable de un desconocido, reconocí esa mirada del que sabe que está mal pero que agradece estar, al fin y al cabo, y te aprieta la mano diciéndote todo sin hablarte nada.
Las horas en el hospital transcurren de otra manera, bien lo sabe el que lo ha sufrido, por eso hay que agradecer iniciativas como esta, que consiguen hacer olvidar el tiempo y el dolor a través del lenguaje universal del arte, de la música, de la danza, de la emoción.

Me impresionó también la profesionalidad de los alumnos del conservatorio, tan jóvenes algunos, que mostraron una gran capacidad de adaptación a los espacios y a la circunstancia. Bravo por ellos y por sus maestras, y también por el conservatorio, por implicarse en esta iniciativa y darnos la oportunidad de contribuir a esa humanización de las estancias hospitalarias que persigue y consigue Música en Vena.

Foto: Música en Vena.

María

 
Para recibir las entradas en tu correo electrónico pincha aquí.

Si te ha gustado la entrada puedes compartirla en:

2 opiniones en “Música en vena”

  1. Gracias María, por tu implicación. Es muy bonito todo lo que dices y lo secundo. Para nosotros (alumnos y profesores) fue una gran experiencia que hace dar sentido a nuestro trabajo.
    Ojalá lo podamos repetir. Ahí estaremos sin falta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *